julio 26, 2009

Sombra y luz (1979) 3ª parte: la portada

(Portada "Sombra y luz", para ampliar pincha en la imagen)

La portada del tercer disco de Triana será el ultimo trabajo realizado por Máximo Moreno para el grupo (excluyendo recopilatorios).


(Contraportada "Sombra y luz", para ampliar pincha en la imagen)

En el libro de Luís Clemente, Máximo comenta; “En el tercero ya juego directamente nada más que con las letras, un juego gráfico donde la “i” está quemando el papel de la portada y se ve el interior. La contraportada es el resultado visual de la portada dibujo interior (un recoveco de la plaza de Santa Marta), se ve que el papel se ha quemado y se han que­dado los tres ojos nada más, con la “i” más consu­mida".

(Portada doble interior, para ampliar pincha en la imagen)

En el libro de Luís Clemente, Máximo comenta; “La luz denuncia los co­lores y la sombra perfila los volú­menes. Sombra y luz es el mara­villoso mecanismo mediante el cual aparecen y desapa­recen las cosas, según las proporciones en que se fun­den estos dos conceptos. En el dibujo interior, los principios bási­cos de la estructura del dibujo se ase­mejan a los del primer disco. Se parte de un decorado sevillano donde se van a pro­yectar los tres rostros y la fluidez de los mismos dentro de la arquitectura va formando un mis­mo cuerpo con dos realidades diferentes, que al fundirse crean una imagen realista fantástica, o mágica-realista. Sombra y luz es el binomio óp­tico, al igual que El Bien y El Mal es el de la conciencia".

(Detalle magnífico dibujo de M. Moreno, para ampliar pincha en la imagen)

En el libro de Luís Clemente, Gonzalo comenta: "La importancia de Máximo Mo­reno es incuestionable, la imagen que tiene Triana es la de las portadas de Máximo. ¿Por qué deshacerse de Máximo? Era una especie de prurito de Jesús de que no se le contamina­ra con nadie: el genio era él y sólo él. Era una especie de intento de "exclusivizar" (sic) todo de Jesús, y de Tele, que era muchísimo menos importante en Triana, pero Tele quiere que Triana sea nada más que ellos tres, que nadie tenga una imagen de Triana excepto la de ellos tres y que nadie chupe rueda de Triana. Tienen una crisis en la que quieren quedarse solos, y se quedan tan solos que empiezan a notarse las carencias. No solamente ha sido el caso do Triana, eso le ha pasado a muchísimos artistas. EI problema es que esto mismo se repite en el quinto, cuando ellos están ya en una cierta crisis".

(Detalle, para ampliar pincha en la imagen)


En el libro de Luís Clemente, Máximo comenta; “Por la primera portada cobré seis mil pesetas, por la segunda, 'Hijos del agobio', cobré veinte mil pesetas, que tiene un trabajo ya enorme... hasta la última, 'Sombra y luz', que eran dos dibujos más el dibujo del centro, que cobré cien mil pesetas. Y me echaron. Dijo Jesús en la radio, cuando hizo el disco del gato, que le preguntaron que porqué no había hecho yo la portada, y dijo que porque con Triana no se pone nadie millonario. Es que ade­más era muy "sociable" y muy "amistoso" todo, después de la cantidad de fotos y de regalos que les he hecho a ellos de todo, de hijos... Lo que pasa es que hubo un mo­mento que se encumbraron completamente. Desde que escuché por la radio lo que dijeron de mí prácti­camente corté la relación con ellos".

(Detalle, para ampliar pincha en la imagen)

En el libro de Luís Clemente, Pepín Fernández comenta; "Llegó un punto en que Máximo Moreno hacía prácticamente todas las portadas de Gong, daba la imagen del sello y ellos quizás quisieran alejarse de la etiqueta, que era bastante amplia, un poco cajón de sastre".

(Detalle firma M. Moreno (78), para ampliar pincha en la imagen)


En el libro de Luís Clemente, Tele se defiende; "No se vende un dis­co por la portada. Llama la atención, pero si lo que está dentro no es de buena cali­dad, la portada es un enga­ño, un reclamo. Como cuando en la Feria de Sevi­lla una vez unos tíos montaron una portada llena de tías en bikini y ponía 'Sólo para hombres. 50 pesetas’ Entraban por la derecha y había unas corti­nas y un montón de tierra con un pico y una pala clavados. Todo el mundo se reía, salía para fue­ra por la izquierda, le decían cómo es, de puta madre tío, entra, entra. Qué arte".

1 comentario:

dama dijo...

A mí me encanta esta portada, es mi favorita.