junio 06, 2009

Triana (1975) 4ª parte: letras y canciones

Nuestro querido amigo Manuel Corrales Scota nos envía su peculiar (y muy interesante) visión del primer disco de Triana.


Olores de sábanas limpiadas a golpes sobre la tabla del lebrillo, secándose al viento que juguetea en requiebros sobre las esquinas del patio. Dolores en su sillita de enea y con su soplillo, esperando el concierto, “Abre la puerta” que la guitarra flamenca suena y el cielo del patio se cierra, conspirando a su encuentro con el piano, levitas ante el preludio y la batería entra posando tus pies en la tierra y de nuevo al cielo, gong anunciador y esa voz, ¡ay! esa voz,

Yo quise subir al cielo para ver
y bajar hasta el infierno
para comprender
qué motivo es
que nos impide ver
dentro de ti
dentro de mí.

la eléctrica y el bajo avisando el zapateado de batería y la bulería al aire, conjunto y armonía, natural la simbiosis contra-natura,

Abre la puerta, niña
que el día va a comenzar
se marchan todos los sueños
qué pena da despertar.
Por la mañana amanece
la vida y una ilusión
deseos que se retuercen
muy dentro del corazón.

se retuercen teclas y cuerdas buscando, de nuevo, el sueño de la bulería, que se ofrece generosa a la entrada del cante

Soñaba que te quería
soñaba que era verdad
que los luceros tenían
misterio para soñar.
Hay una fuente niña
que la llaman del amor
donde bailan los luceros
y la luna con el sol.



y el misterio que vuelve, delicias de la vieja Triana entre el progresivo europeo, ¿cómo es posible?, arte, “miarma”, arte

Abre la puerta niña
y dale paso al amor
mira que destello tiene
esa nube con el sol.

Por la mañana amanece
la vida y una ilusión
deseos que se retuercen
muy dentro del corazón.
Hay una fuente niña
que la llaman del amor
donde bailan los luceros
y la luna con el sol.



y las teclas, celosas de los luceros, piden bailar y cómo bailan, y la guitarra al quite flamenco y un bajo se queja, la eléctrica “pelusea” su encanto y la batería taconea con ímpetu antes del apoteosis; abre el cielo del patio que se muestra una “Luminosa mañana”, amanecen campanillas que se abren al tañer de la guitarra y el órgano, que las acuna, blues cadencioso despertando de su onírica experiencia,

Ayer tuve un sueño
alto como el cielo
cuando desperté
algo me quemó muy dentro.

El pájaro cantaba
la triste melodía
que brota de la tierra
sin cesar ni un momento.

De pronto me vi
como un extraño
comencé a caminar
sin saber a donde ir,
sin saber.

Los árboles contaban
historias de otros mundos
con danzas expresivas
para un corazón sediento.

Luminosa mañana
prendida de sufrimiento
hoy he visto la luz
que todos llevamos dentro.


gritos de angustias entre teclados, psicodelia del dolor, lamentos de guitarras y palmas plañideras; el “Recuerdo de una noche” de seguiriyas de guitarras y de un órgano que se alza entre acordes, alumbrando a un insolente bajo que se atreve a manifestarse para dar paso a los bombos y platillos por ritmos de bulerías, nocturnidad y alevosía en los sentidos, voz de romanticismo morisco dialogando a su amor

Tú que me hablas
reina de la morería
cada vez que estás a mi vera
siento una gran alegría
cada vez que estás a mi vera
siento una gran alegría.

y la eléctrica lisonjea a los ritmos, cadencia de 5 por 8, ecuación musical

Yo junto a tu ventana
yo me he venido a parar
en recuerdo de una noche
que nos vimos de verdad,
en recuerdo de una noche
que nos fuimos a enamorar.

y no quiere abandonarse, caracolean las cuerdas sobre los mismos ritmos, música matemática para que vuelvan los teclados a envolver la noche,

Yo cerré tu puerta con llave
a mi corazón sediento
que no importa que sepa la gente
compañera, compañera
la luna se baña en el río
compañera, compañera.



sobre quejíos se aleja la guitarra, gimiendo, que el río la está esperando; un grito desesperado acolchado de teclados, aunque “Se de un lugar”, blues quejumbroso, paraíso de amores sobre guitarras

Sé de un lugar
Sé de un lugar
para ti.
Abre tu corazón
que hoy vengo a buscarte, amor
te llevaré a un lugar
donde broten las flores, amor.
Y allí construiremos nuestra casa
que la bañe el sol.

Sé de un lugar
Sé de un lugar
donde brotan las flores para ti,
donde el río y el monte se aman,
donde el niño que nace es feliz.

Sé de un lugar
Sé de un lugar
para ti.

y la guitarra se envuelve de teclados psicodélicos, la batería busca y encuentra la voz sabia, la voz grande

Sé de un lugar
Sé de un lugar
donde pronto amanece,
donde juegan los peces junto a ti,
donde la lluvia cae
y riega la tierra que se nos dio.
Sé de un lugar
Sé de un lugar
yo sé de un lugar para ti
yo sé de un lugar para ti.
Abre tu corazón
que ahí vengo a buscarte amor
te llevaré a un lugardonde broten las flores, amor.


palpitos del corazón, gong final; y el “Diálogo” sigue, bajo, teclados y guitarras, una calmada batería y al fondo la Luna, consejera espiritual,

A mi puerta llamó el amor
y no quise escucharle y no sé
por qué sangra en mi pecho
el recuerdo de tu amor.

Pregunté a la luna
si era el amor
lo que brilla en tu sonrisa
con tanta ilusión
y llorando me confesaba
que quería ser para mí
y la luna me contestaba
para amar hay que sufrir
y la luna me contestaba
yo quisiera ser para ti.

la guitarra traduciendo los destellos selenitas y los teclados sosteniéndola del cielo

A mi puerta llamó el amor
y le abrí mi pecho con calor
porque dentro de mí estaba
el recuerdo de tu amor.

Pregunté a la luna
si era el amor
lo que brilla en tu sonrisa
con tanta emoción
y llorando me confesaba
que quería ser para mí
y la luna me contestaba
yo quisiera ser para ti
y la luna me confesaba
para amar hay que sufrir.


y otra vez la guitarra, despertando el encantamiento; un gong “En el lago”, teclados de libertad mística y guitarras para amores bucólicos,

Ayer tarde al lago fui
con la intención de conocer
algo nuevo.
Nos reunimos allí
y todo comenzó a surgir
como un sueño.

la eléctrica transmuta la atmósfera siguiendo el ritmo del vuelo y redobla la batería latiendo fugazmente,

Creo recordar que por la noche
el pájaro blanco echó a volar
en nuestros corazones
en busca de una estrella fugaz.

Vimos junto el amanecer
y el lago reflejó nuestros sueños.
En silencio fuimos a caer
junto al gran monte aquel
que nos dio el amor.

No puedo negar que me hizo daño,
que mi corazón huye de ti.
Has de ser como la mañana
el día que te conocí.

Creo recordar que por la noche
el pájaro blanco echó a volar
en nuestros corazones
en busca de una estrella fugaz.

Vimos junto el amanecer
y el lago reflejó nuestros sueños.
En silencio fuimos a caer
junto al gran monte aquel
que nos dio el amor.

No puedo negar que me hizo daño,
que mi corazón huye de ti.
Has de ser como la mañana
el día que te conocí.


ante el fin de la sonora voz y de los amores nocturnos, se acompañan todos llorando la lírica que termina, magia de armonía progresiva, balada de contrastes para la idílica letra; en el nuevo día “Todo es de color”, amanece el gallo, cantan pájaros acompañando a la guitarra y la voz nos despereza,

Todo es de color.
Que bonita es la primavera
cuando llega.
El clavel que tienes en tu ventana
me hace recordar
al barrio de Triana.

macetas de geranios y claveles en el patio, la cocina balbucea y Dolorcilla azuza el fuego, ante el avento los aromas se esparcen junto a las notas musicales por el cielo de Triana.


Gracias Manuel...

Fotos: Extraidas del libro "Triana, La historia" de Luis Clemente (1997)

6 comentarios:

underground dijo...

bueno manuel muy bonita tu cronica.a mi personalmente no me gusta elegir solo una cancion del patio por que todas son buenas letristicamente,pero como aqui se me pide,la que mas me impuso cuando la escuche por primera vez fue LUMINOSA MAÑANA pero sin duda la que mas me gusta LA LETRA es SE DE UN LUGAR "donde el niño que nace es feliz" un saludo manuel

m-doble dijo...

Como siempre, un monstruo de la poesía, del saber musical.......y del buen ser y estar....¡Gracias, Manuel por esta maravillosa autopsia de El Patio........No sutures,...... y así evitamos el entierro.La llama sigue viva.

dama dijo...

¡Magistral!

Anónimo dijo...

Hola, soy un mexicano recién llegado a Sevilla, y lo primero que quise conocer fue Triana, porque no quería que nadie me lo contara. Es hermsosa como lo imaginé, tanto como las canciones que escuché cuando era un jovenzuelo preparatoriano: Abre la puerta; Recuerdos de una noche; Hasta volver; Una historia... Nunca pensé que fuera posible para mí conocer el barrio de Triana. Para un extrnajero sensible como yo, escuchar a Triana... en Triana, es simplemente poesía pura, como la del buen Manuel, a quien agradezco esos versos sobre la obra de Triana, y que en nuestra memoria sonará por siempre la obra del hombre Jesús de la Rosa, que seguro descansa en el parnaso de los poetas sencillos y silenciosos. Gracias.

javier lopez 1977 dijo...

espectacular,gracias

triana forever!!!

VIVA EL BETIS MANQUE PIERDA

Anónimo dijo...

antonio verano verano del 77 descubro triana no habra un grupo con mas sentimiento cuamdo estoy mal solo hay que escuchar sus canciones y el mundo es mejor para siempre triana w.w.w.barsantaelena.com.